sábado, 7 de junio de 2014

Toc, toc...

-Toc, toc... - llamaron a la puerta

-Toc, toc... - volvió a sonar el golpeteo

Ella estaba tirada en el sofá, 
con la tele encendida y la mirada perdida
El sol estaba tan bajo que apenas había luz en la habitación, 
pero a ella eso no le importaba…no la necesitaba

-TOC, TOC - volvió a sonar más fuerte

Mel se levantó de mala gana y se acercó a la puerta:

-¿Quién es?

-Abreme, soy yo - dijo en un susurro

-Vete

-Abreme por favor

-VETE he dicho

-Sé que me necesitas...

-Vete te digo, no te necesito para nada…
cada vez que vienes te quedas una temporada y, 
no eres bienvenida.

-No seas tonta, ya sabes que cuando estoy contigo no necesitas salir, 
ni relacionarte con nadie…solas tu y yo estamos bien, tranquilas. 
Y ahora que te has quedado sola soy tu única esperanza para pasar los días…anda, déjame entrar.

Mel miró hacia la ventana pensativa ,y abrió la puerta

-Hola Melancolía

-Hola Tris


….y su amiga la Tristeza entró, y se apoderó de ella.



No hay comentarios:

Publicar un comentario